‘ACB-Photo

 

'Richottazo’ al Herbalife Gran Canaria (71-68)

La colosal actuación del escolta aurinegro es clave de nuevo en un triunfo que mantiene vivo a los de casa en la lucha por el play offs

 

El clásico se vuelve a decidir en el designio final, aunque Kuric pudo haber forzado la prórroga con un triple terminal errado

  

Imbello. La Laguna. 7 de mauo de 2015.

El Iberostar Tenerife salvó el escollo de la visita del Herbalife Gran Canaria por 71-68 y sigue vivo en la lucha por los play offs. Richotti (como ocurriera en la campaña pasada con sus 23 puntos) y Sekulic desarmaron a los grancanarios en un partido malo de producción en ataque, pero emocionante en los lance finales cuando supo ser más listo el equipo de casa. Sin Tavarez eliminado, el Gtanca sufrió, aunque dispuso de un adopción por parte de Kuric en su última posesión que pudo forzar la prórroga. Pero no, las cosas quedaron en su sitio.

 Duelo regional en fecha de aplazamiento y una final para el Iberostar Tenerife con su último billete para meterse en la zona de play offs, a cuatro partidos para el final.

Las dos formaciones al completo y los graderíos casi completos como debe ser la estampa de este derbi.

Canasta inaugural de Richotti a los diez segundos de juego, dándole réplica Báez. Imprecisiones de entrada y el juego interior grancanario se impone con Tavarez y Báez (4-4).

San Miguel, desde el puesto de base, no lograba imponer un buen ritmo de partido, todo lo contrario que Bellas. Richotti se la jugaba con riesgo y forzaba faltas, pero 7-1 para los subcampeones de la Eurocup.

Rey cogía el testigo de Sekulic, nada lucido con 9-11 en el escore a 3.54 para el fin de este cuarto.

Juego embarullado y defensas duras, lo que no propiciaba canastas. Mate de Rey (14-16) al filo del minuto diez. Triple de Saúl Blanco al borde de la sirena para voltear (17-16).

Y se mantuvo la igualdad en grado superlativo pese a los ímpetus de las dos formaciones por agradar, aunque el baloncesto no era lúcido para produciré pocos puntos hasta el descanso (30-32).

En la reanudación dos triples de Newley rompieron ka defensa urinegra (34-37 al min. 23).

Pero los quintetos no atinaban en la producción por lo que el desafío llevaba el camino de tanteo bajo. Un 40-43 a falta de 2.59 para el minuto 30 presidía el partido.

Una pérdida de Blanco y contragolpe con mate de Newley puso el 41-45 para los amarillos. 

Cinco puntos de margen con el 45-50 y diez minutos que jugar sin tregua. 

Y pese a una inicial ventaja grancanaria de 47-55, el Iberostar insistió con Sekulic y Richotti para un parcial de 9-0 tras triple de Sekulic (56-55).

Tiempo muerto de Aito García Reneses.

Final de infarto y de bigotes. Caida de botella incluída por el parquet, triple providencial de Sekulic (59-57) a menos de tres minutos. Richotti forzaría la quinta persona de Tavarez y pondría 62-59 a dos minutos para el final.Triple de Baez y empate a 1.33. Triple de Richotti a 45 segundos para un 67-64 tras tiros libres de Tomás Bellas.

Faltas rápidas sobre Richotti, lotería de los tiros libres y el Iberostar Tenerife que salva el escollo a duras penas para apuntares el partido por 71-68, no sin antes Kuric haber marrado a triple final lo mismo que Uriz con unos tiros libre terminales.

Ficha técnica

  71 - Iberostar Tenerife (17+13+15+26): San Miguel (1), Richotti (17), Rost (-), Sekulic (21), Sikma (7) -inicial-, Uriz (3), Blanco (10), Lampropoulos (2), Rey (5) y Beirán (5).


68 - Herbalife Gran Canaria (16+16+18+18): Bellas (7), Kuric (12), Pauli (1), Báez (11), Tavares (6) -inicial-, Oliver (8), Newley (13), Salin (3), Maric (5), Kendall (2) y O'Leary (-).

Árbitros: Pérez Pizarro, Bultó y Serrano. Eliminaron por faltas a Walter Tavares (min. 38).

Incidencias: Partido aplazado de la jornada 30 disputado en el pabellón Insular Santiago Martín. 4897 espectadores según datos facilitados por el club.

 

VIDEO

 

ACB-PHOTO

 

El Iberostar Tenerife repite ante un grande del basket nacional

Al Laboral Kutxa le siguió el Joventut, al que bate por 89-83 y llegando a tener hasta 18 puntos de margen

 

Imbello. La Laguna. 12 de abril de 2015.

El Iberostar Tenerife repitió triunfo en  casa ante un grande del baloncesto español, doblegando al Fiatc Joventut por 89-83 con absoluta justicia y desaprovechando rentas mayores, como un más 18 puntos de que dispuso durante un duro encuentro. Además salvó el average particular.

 Reválida del Iberostar Tenerife para seguir optando a la zona de play offs con la visita del histórico Fiatc Joventut y tras el +35 ante al Laboral Kutxa.

Comienzo fulgurante y cin hambre ofensiva que a los canaristas les metió pronto en escena. Richotti y Sekulic fueron las bazas locales para tomar impulso y colocar un 15-8 de salida. La Penya no era manca y tenía sus argumentos en la sita con una línea exterior acertada. Los aclarados hacia Sekulic aumentaron y trajeron de cabeza al técnico Salva Maldonado. Este, que ya había puesto en liza a Savané, pidió tiempo con 26-15 ante el break aurinegro.

Rey y Beirán enterarían en la rotación al filo de acabar este primer cuarto. Los verdinegros apuraron para adecentar el marcador. Ajustaron los marcajes interiores, su laguna anterior. Sikma prodigaba en ataque para dejar las cosas en un 28-19 en este primer cuarto. 

En el siguiente no cambió el decorado para un Iberostar pujante y que sea jugaba las triples de Beirán (34-27 al minuto 14) y disgusto para la defensa construida por Maldonado.

Los canaristas no cesaban de anotar con fluidez y ritmo para campear en el marcador con solvencia. Lo que se tradujo en más poder con el 54-42 del descanso.

Reanudación con un Richotti magistral, que no para el Joventut y 60-45 al minuto 23.

Sekulic se prodigaba en la zona pintada para además alejarse y con un triple apuntalar el marcador con un 69-54 al minuto 28.

A ello continuó un mate del pivote griego Lampropoulos que levantó al público de los asientos en La Laguna (71-54). Y hubo más en este tercer cuarto que cerraría Nico Richotti con un triple sobre la bocina (76-63). Un más trece para pensar en lo mejor dentro de lo que faltaba.

Ultimos diez minutos en los que el Joventut apretaría, pero su contrario le replicó para defender el marcador. Un 82-74 a 4.38 para el final hacía sacar la pizarra a los técnicos en un tiempo muerto de Salva Maldonado. Arenga a sus pupilos y a agobiar a un crecido Iberostar Tenerife.

Tiros libres de Miralles para recortar a un 84-78 con más de dos minutos pendientes. Sergi Vidal se subiría al Joventut a la espalda para ser clave en una reacción tardía.

Problemas en el rebote y con la eliminación de Sekulic (min. 38 y 84-79). Lampropoulos toma la jefatura con los tiros libres para poner una pica más sólida en el triunfo (88-79). Suspense y pasión final.

En esta lotería de los libres prosiguió Richotti en el minuto final para apuntalar la hazaña o nueva machada de los canaristas.

'La hora menos' de Maldonado

 En la rueda de prensa final, el preparador badalonés Salva Maldonado reconoció el mal partido de entrada de los suyos y que era como si "tuviéramos una hora menos en Canarias los relojes". Luego reaccionarían cuando era tarde.

 

 ESTADISTICA

 

ACB-PHOTO

El Iberostar Tenerife le da un repaso de defensa y juego alegre al Kutxa Laboral (91-56)

Los aurinegros salen intensos, se consolidan en el marcador y amasan una cuantiosa victoria ante el equipo de mejor racha en la ACB

Es la victoria más amplia de los laguneros en la historia dentro de la Liga ACB (+35 puntos); el técnico basconista, Ibón Navarro, pidió perdón por el descalabro...

 

Imbello. La Laguna. 5 de abril de 2015.

El Iberostar Tenerife dejó atrás tres derrotas consecutivas y sumó ante el Laboral Kutxa un triunfo más que merecido y amasado en todo momento de la contienda (81-56). El juego alegre, las triples y la defensa (dejaron en 56 puntos a su rival) en los canaristas dieron abundantes dividendos en este esfuerzo coral. Los vitorianos nunca pudieron nivelar un encuentro, cuesta arriba por el ímpetu y puesta en escena muy voraz del Iberostar Tenerife. Domingo de resurrección e ídem deportivamente hablando para los aurinegros. Los 35 puntos de margen son la mayor paliza en la historia de la Liga ACB en el haber de los aurinegros contra un rival.

El preparador del Baskonia, Ibón Navarro, dijo al final del partido, en la rueda de prensa, que pedía perdón por este lamentable descalabro: "No a volver a ocurrir. Es una falta de respeto a la camiseta. No hemos estado en el partido..."

También, el pívot local Xavi Rey jugó más minutos y ayudó en el juego interior al Iberostar Tenerife.

Partido trampa contra el equipo más en forma de la segunda vuelta en la liga (cuatro victorias seguidas y con opciones en la Euroliga). El Caja Laboral aspiraba a plaza de play offs y venía con todas sus armas deportivas a seguir optando.

Acto de contrición en el Iberostar Tenerife con tres derrotas consecutivas y ya era la hora para salir del bache.

Un triple de Rost y una entrada, sorpresiva apuesta en el primer quinteto lagunero, avisaba de entrada con un 9-4 al minuto tres. Rost marcaría a San Emeterio. Pronto reaccionó el cuadro blasonista y logró empatar a nueve puntos.

 Un 13-15 fomentó el primer tiempo muerto de Martínez para ajustar los marcajes y buscar mejores caminos en ataque. Poderío interior y físico en la pintura del equipo de Ibón Navarro, lo que se traducía en el marcador.

Richotti y Uriz serían determinantes para que el Iberostar Tenerife se despegara un tanto en el marcador por 26-21 (min. 13).

Xavi Rey

Xavi Rey debutaría en el minuto 16 con 29-21 en el marcador y una tarea de frenar al músculo de los interiores del rival. Lampropoulos y Beirán darían un estirón con la máxima renta de 35-21. No era un espejismo o opera ficción, dado que los canaristas se habían hecho acreedores a disponer de tan importante rédito. Llegó a 46-29 en este descanso.

Reanudación con mucho punch en el Iberostar y triple de Rost para el 54-33. El ritmo de transiciones fue endiablado en las huestes locales para que Sekulic coronara con un triple el 61-35 en el marcador, al minuto 25.

Con 69-43 a falta de diez minutos, todo parecía concluir con que el triunfo no se podía escapar a los aurinegros.

Ibón Navarro dio la última arenga para rebajar la renta en contra o neutralizar a un Iberostar que en condiciones normales no debía decaer ni poner en un brete su triunfo, logrado en esfuerzo coral.

Un 79-53 a cinco minutos de la sirena corroboraba su dominio y los argumentos para ello.

No paró en su afán ofensivo el Iberostar Tenerife para esta sonada victoria dejando en 56 puntos a su alicaído contrario (91-56). Una paliza de récord histórico.

 

Estadística

 

VIDEO

 

ACB-PHOTO

El Iberostar Tenerife se rinde ante el potente Unicaja Málaga (71-89)

 

Los malagueños dominaron en todo momento con un aporte coral que frenó las acometidas locales; debutó Xavi Rey, aún falto de ritmo y que jugó cinco minutos

 

Imbello. La Laguna. 8 de marzo de 2015.

 

El Iberostar Tenerife no pudo ofrecer resistencia con la visita del potente Unicaja Málaga (71-89). Los malagueños mandaron desde el comienzo y no se dejaron sobrepasar nunca con un esfuerzo coral. Juego interior e interior que se conjugaron para dar éxito a la escuadra andaluza. Richotti cpn 26 puntos y 24 de valoración no se bastó por sí mismo como baza en los de casa.

El Unicaja Málaga, otrora líder de la ACB, se presentaba con las dudas de Granger, Toolson y Stefanson (todos jugaron) contra un Iberostar Tenerife en el que estaba apto para jugar el fichaje Xavi Rey (participò cinco minutos del segundo cuarto, evidenciando su falta de ritmo y acople).

Un triple de San Miguel abriría el casillero aurinegro (3-2) de entrada Aunque las transiciones malagueñas eran efectivas y rápidas para dominar la partida. Toolson era de la partida.

Un 17-25 era el precedente de las intenciones del conjunto de Joan Plaza. Esto motivó el primer tiempo muerto canarista, para ajustar la defensa. Fue e instante para el debut de Xavi Rey en las filas locales. Falto de ritmo aún, ayudó en rebote propio y con bloqueos delante.

Mucha circulación de balón en el Unicaja que ganaba por 10 puntos (17-27) al borde de este cuarto. Un triple ‘in extremis’ de Stefanson cerraría estos primeros diez minutos (17-30).

Sekulic, que se había tomado un descanso, volvería por Rey, aunque el Unicaja aumentaría su dominio (26-49) con un esfuerzo coral de sus efectivos, desde el interior al exterior.

Suárez y compañía no cesarían pese a un triple de Uriz (37-53) al filo del descanso y tiempo muerto del Iberostar Tenerife. Dura defensa visitante, permisibilidad arbitral y pitos del público a los colegiados.

No se moverían los 16 puntos de ventaja para el Unicaja Málaga (37-53).

El partido quedaría dormido sin que los laguneros lograran remontar, aunque llegaron a recortar hasta los 12 puntos. El Unicaja Málaga se rearmó y administró su plus para no pasar apuros en el tercer cuarto (49-74), lo que ponía todo en franquía para los que entrena Plaza.

Diez minutos finales en los que no obró ningún milagro de Lourdes. 

 Con 56-76 a seis minutos finales, el triunfo no se le iba a escapar a la escuadra malagueña.

Estadística

 

  

ACB-PHOTO

 

El Iberostar Tenerife, sobresaliente 'cum laude' ante Estudiantes (81-74)

 

Culmina una remontada espectacular a tirones; a partir del minuto 27 se coloca por delante y logra superar a un combativo rival

 

Imbello. La Laguna. 8 de marzo de 2015.

 El Iberostar Tenerife, en un partido de coraje y tesón, habiéndose puesto por primera vez delante en el marcador (50-48) en el minuto 27, le dio tirones al marcador de 12-0, encajó otro similar, pero nunca ardió el tino o la compostura, para salvar la victoria en la campana final ( 81-74). El Estudiantes, como el curso pasado (ganó tras dos prórrogas), resultó peleón hasta el finiquito y le complicó hasta la bocina-

 Los canaristas se medían a un rival directo, ya batido en la ida y con la vuelta de su referente Sekulic, a la espera paciente de Xavi Rey. Los estudiantiles no iban a ser presa fácil para un equipo que en las últimas jornadas ha ido hacia arriba en la Liga ACB.

 Xavi Rey ni se vestiría de corto y vería el choque desde la banqueta.

Un 5-9 disparó al Estudiantes en el marcador, más atinado y rítmico que los locales.

 El empuje de Richotti acercaría a los canaristas con un 10-11 (min. 6). Pitadas a los árbitros y dominio de los visitantes por 11-17, momento de un tiempo muerto de Alejandro Martínez para diseñar las últimas jugadas a falta de un minuto parea acabar este primer cuarto. Triple sobre ka sirena de Saúl Blanco y el margen queda menguado a 14-17 (min. 10).

Más polémica con los colegiados. El 18-22 campeaba en el marcador para los de Vidorreta.

Pero la rotura en el marcador vendría con 24-33 a cuatro minutos para el descanso. Se faja en defensa el Iberostar y con triple de Rost se vuelve a ac errar (34-38).

Un parcial de 0-3 redirige a los de Estudiantes en su dominio (34-41), con lo que se cierra esta fase.

Momento del refresco, donde Richotti lidera otro flash de inspiración y reacción (41-45). Al minuto 27, con 50-48 sería la primera vez en la que el Iberostar Tenerife se pondría por primera vez por delante.

Un 12-0 desembocó en un espectacular 53-48 al borde del final de esta penúltimo cuarto. El Iberostar Tenerife se desentendió del mal arbitraje (para los dos lados) y sacó su casta, corazón y nuevo alegre para con tiro exterior y carrera culminar con un 54-55 (30-).

Luego, vendría una bajuna y vuelta al partido, como una montaña rusa del Estudiantes que con un parcial de 1-12 no se dejaba inquietar.

Una última tacada canarista con Richotti de espoleta colocaría el 65-66 a cuatro minutos para la sirena.

Ultimo esfuerzo y control del partido en donde los laguneros impondrían su estilo y casta para, pese al 73-68 del último minuto, salvarse en la campana y no ir a prórrogas como el año pasado. Tiros libres finales de Salgado, que aumentarían la tensión en las gradas por la incertidumbre del marcador. Blanco daría cumplida réplica y cerraría el marcador junto a una entrada de San Miguel (81-74).

 

 Estadística

 

Blanco atrapa un rebote ante varios rivales. ACEB-PHOTO

El Barclaycard Center pierde crédito (94-85)

El Iberostar, sin Sekulic, pero con Sikma y Richotti estelares, le complica la existencia al campeón copero ante su público y reduce su poderío en la cancha 'talismán'

 

La polémica vino al final con un tiempo muerto, irreverente, de Alejandro Martínez, a seis segundos para el final, con el partido perdido or 94-84

 

 

Imbello. Madrid. 1 de marzo de 2015.

 El Iberostar Tenerife cayó por ante el Real Madrid, lo que no deja de ser normal. Aunque hubo agobios y apreturas hasta el final ante un Madrid, cansado por la semana de Estrella Roja y los festejos de la copa del Rey. San Miguel, Richotti y Sikma junto a un esfuerzo coral de sus compañeros, pese a la baja de Sekulic, dejaron el pabellón muy alto en el Barklayd Bank.

El Palacio de la Comunidad o Barclayd Center pierde cotización y crédito con este nuevo 'atrevimiento' canarista (ya ganó aqui hace dos años).

 El Iberostar Tenerife visitaba Madrid con el bagaje de 4/5 victorias en los últimos encuentros y con más de una semana para recuperar lesionados y relajarse un poco. El Real Madrid, ya batido hace dos cursos ligueros, era 'humano' y podía dar un margen de victoria.

Los blancos, recientes ganadores de la enésima Copa del Rey, acumulaban cansancio en sus piernas, tanto físico como psicológico. 

Era baja el argentino Nocioni, con un esguince de tobillo en Las Palmas (Copa del Rey) por lo que había un margen de maniobra en los canaristas. Aunque todo pasaba por un esfuerzo coral el grupo. 

Era duda hasta la rueda de calentamiento el montengrino Blagota Sekulic, lo que se disipó en forma de no poder ser alineado.

 El encuentro comenzó con una primera canasta en fly de Sikma, tras asistencia de Uriz (0-2). Los blancos ponían a todos sus mejores espadas, sin Llull (por Sergio Rodríguez) y Reyes de cuatro por Nocioni.

 Rudy Fernández y Rivers se encargarían de poner a los blancos por delante de entrada (12-10, min. 4). Sergio Rodríguez también estaba en vena anotadora.

Un 17-19  (min.7) significó que Laso agotara el primer tiempo muerto del partido, ya que sus jugadores andaban espesos delante y con lagunas en defensa. Se aprovechaban Uriz, Sikma y Richotti.

Con esta ansía anotadora se llegaba al primer cuarto con un inquietante 25-26. Un 6-0 de parcial agobió a los canaristas y les bloqueó.

Los triples de San Miguel colocaron por arriba al Iberostar Tenerife en plena bajona madridista: 36-37 (min.16) hasta la irrupción de Llull y la vuelta de Chacho Rodríguez.

Una elegante canasta de Richotti se traducía en un 39-44 y los deportivos aplausos a la acción por parte de la parroquia blanca. La insistencia lagunera le llevó a irse ganador al descanso por 46-48, tras tener la última bola Sikma y Llull, se forma apurada (46-48).

Tras el resfresco el Madrid 'atizaba' con un tirón de 6-0 y tiempo muerto de Alejandro Martínez.

Y hubo más de lo mismo en el rumbo de este penúltimo cuarto en el que las distancias eran cortas: 70-68 a 1.40 para los últimos 20 minutos. Jugadores de la unidad b en juego para poner a los titulares blancos en el designio final.

 Con el 78-72 y diez minutos más había mucha tela que corta aún. Una técnica a Alex Martínez por protestas a los colegiados, aunque antes lo había hecho Laso, significó un tiro libre de Carroll (90-78) a tres minutos para el final. La calidad, profundidad de banquillo y mejor plantel se impondrían sin desmerercer a un Iberostsr Tenerife, muy digno y sin su MVP, Sekulic (  ).

 La polémica vino al final con un tiempo muerto, irreverente, de Alejandro Martínez, a seis segundos para el final, con el partido perdido or 94-84. Le supuso una jugada sobre Beirán y un tiro libre sobre dos lanzados. 

 

Estadística

 

Rodrigo San Miguel deja una bandeja en el cesto del Rio Natura Monbús. ACB-PHOTO

El Iberostar Tenerife da en el Blanco del Rio Natura (77-53)

Extraordinario día en el tiro exterior de los canaristas para batir a los gallegos con especial lucimiento del alero astur (6/7 triples y 23 de valoración)

 

Imbello. La Laguna. 15 de febrero de 2015.

 

El Iberostar Tenerife batió a un rival directo, el Rio Natura Monbús Obradoiro (77-53) y lo hizo con justicia y poderío. Los gallegos no pudieron contrarrestar el gran día de tiro exterior de los laguneros, sobre todo desde las manos de Saúl, que dio blanco en casi todos los intentos  (6/7 triples, 22 puntos y 23 de valoración). Los hombres de Fernández ‘naufragaron’ en defensa sin poder paliar el demoledor acierto de un equipo que repite victoria en esta liga (ocurrió en la ida).

Despedida del pívot griego Mihalis Tsarelis en el Iberostar Tenerife (3 puntos y 3 rebotes en 10 minutos de juego), que lo traspasa al Olympiakos del Pireo (a la espera de su sustituto suena fuerte Xavi Rey, en Las Palmas, recuperándose de una lesión). La visita del rival directo Rio Natura Monbús obligaba a tomar precauciones.

Un 16-7 de entrada perforaba el cesto gallego con un Iberostar claro en ataque y con determinación.

Uriz conectaba con los pívots para que su equipo dominara a un rival con lagunas en defensa, lo que se tradujo en un más de lo mismo y un 23-15 al final de este primer cuarto.

Saúl Blanco rompería el siguiente parcial a base de sus tiros largos y un triple impulsaría a un 35-20 (min. 15) sin que los santiguases levantaran cabeza. Triguero y Waczzynski mantenían sin decoro a los visitantes en el partido. Y ni por esas…

Sikma y Richotti conquistaban la canasta rival sin cesar para irse a los 15 puntos de margen en el descanso: 44-29. Mucha culpa de ello había sido la rapidez endiablada de las acciones atacantes que había puesto el equipo local. La defensa impuesta por Moncho Fernández no dejaba de ser blanda y franqueable. Mal el rebote gallego (12 rechaces de vidrio), pocos tiros libres anotados (2/4) .

Richotti y Sikma bombardearon a triples al Obradoiro en la reanudación y colocaron un 51-33 en el marcador. Obligó al ‘alquimista’ Moncho Fernández a irse a un tiempo muerto. 

Saúl Blanco siguió con su artillería pesada de lanzamientos externos para agobiar a un Rio Natura Monbús que no reaccionaba delante ni atrás, en defensa.

 Mal el ataque obradoirista, al Iberostar Tenerife sólo le quedaba la directriz de mantener su acierto exterior y defender para que su enemigo, aunque nunca lo hizo, cuestionase el marcador abultado que se iba a llevar.

  

 Estadística oficial en este link