Foto ACB

 

 

 

Primero en casa y con apuros (90-78)
Un magistral arreón en el último cuarto le basta al Iberostar Tenerife contra el luchador Obradoiro

Shermadini, con 19 puntos y ocho rebotes, junto a Huertas y Singler , bastiones en la conquista lagunera



La Laguna. 12 de octubre de 2019. Imeldo Bello

El Iberostar Tenerife sumó el primer triunfo casero (90-78) con un último cuarto magistral (27-18) de Shermadini, Salin y el base Huertas para desarbolar a un luchador Obradoiro. Los gallegos dieron un gran quebradero de cabeza a la defensa local y aguantaron estoicamente hasta el epílogo cuando surgió el arreón vital para los aurinegros.

Visita del Obradoiro a La Laguna con hambre de puntuar en el bando local en esta cuarta fecha de la LIga ACB. Oportunidad clara para los locales sin bajas (sólo la definitiva de Pablo Aguilar de forma pactada) en fase de acoplamiento. Moncho Fernández, preparador santiagués, iba a trabar la contienda con sus defensas alternativas para confundir al rival. Partido con dos rivales obsesionados con la victoria.

El duelo se abrió con un 0-4 obradoirista sin que los quintetos atinaran en sus acciones. Alex Suárez era la sorpresa en el primero local por Atkins. Un triple de Salin volteó a un 5-4. Calloway leía mejor el partido que Huertas. Shermadini se motivaba en la zona pintada.
Suárez, con dos tiros libres, marcaba la primera diferencia canarista en el choque (9-6, min. 4). Un tiro libre (técnica al Obradoiro) y un triple de Huertas llevaban al 13-8. Calloway recortaría a un 15-13. Kravic dominaba la zona pintada con suma facilidad para lograr un 20-18 y alarmar a Vidorreta, que pedía el primer tiempo muerto para aclarar las ideas a los suyos.
Alex López llevaría la manija en este tramo final de cuarto con el margen más que apretado (24-22).
Vuelta al juego con el segundo parcial y debut del tirador griego Vasileadis, viejo conocido de la parroquia local (no luciría). Un tiro triple abierto de Singler puso el 33-27 (min. 23) con desconcierto gallego incluido.
Con el buen acierto de Lundberg y Singler, el Iberostar Tenerife se afianzaría con un 39-32 al filo del descanso, mejorando el trabajo atrás. Batallador este Obradoiro complicaba la situación en un encuentro fue y obtuso,
Un triple de Sasu Salin rentó dividendos al cumplirse el entreacto (44-34), máxima renta aurinegra de todo el partido y que había que administrar de cara a los veinte minutos restantes de juego.
Poderío dentro de Shermadini que carga en falta al bastión obradorista Kravic (46-37, min. 21).
Un parcial de 3-10 maniató a los laguneros en otro bajón en ataque (min. 24 y 49-47).
Dos triples de Muñoz (55-55) avisaría de la urgencia al Iberostar Tenerife, con mucho que mejorar en defensa. Si no se aplicaba en ello, el cuadro de Vidorreta lo iba a pasar mal. Singler acudiría al auxilio con una canasta corta (61-55, min. 28).
Fernández sacaría a su segunda unidad, reservando a los titulares y el marcador seguía apretado y en un brete.
Pozas, con dos tiros libres, lo complicaría más a poco del minuto 30 (61-60). Un robo de balón y salida en uno contra uno de Lindberg aumentaría la diferencia para los de casa (63-60).
Diez minutos finales de órdago a la grande.


Fue en el tramo final del partido cuando el conjunto tinerfeño empezó a marcar diferencias. Vidorreta puso en cancha a Salin y Lundberg en busca de buscar una mayor amenaza exterior, pero no lo consiguió, mientras que Kravic andaba a sus anchas en la zona local y después de un marcador de 70-63, dos canastas del propio Kravic situaron a su equipo en un igualado 72-69, a seis minutos para el final.
Fue el momento del cambio. El equipo insular, bien dirigido por Huertas, empezó a marcar diferencias y se aprovechó de esas dudas que tuvo el rival tanto en ataque como en defensa.
El Iberostar Tenerife ajustó algo más en defensa, mientras que en ataque intentaba no precipitarse. Un 2+1 de Dani Diez y dos canastas de Marcelinho Huertas dieron la estocada definitiva a un rival que ya con un 82-73 se vio incapaz de dar la vuelta de nuevo al partido, y al final 90-78 y primer triunfo en casa del conjunto lagunero.

Ficha técnica
90. Iberostar Tenerife (24+20+19+27). Huertas (14), Salin (13), Díez (8), Suárez (2), Shermadini (19) –inicial-, Lunberg (11), Gielo (-), López (2), Singler (16), Guerra (5) y Atkins (-).
78. Monbus Obradoiro (22+12+26+18). Calloway (2), Magee (12), Muñoz (8), De Zeeuw (7), Kravic (18) –inicial-, Brodziansky (10), Daum (7), Czerapowicz (12), Pozas (2) y Vasileiadis (-).
Árbitros: Hierrezuelo, Zamorano y Merino. Señalaron técnica al entrenador del Monbus Obradoiro, Moncho Fernández, (min.5).
Incidencias: Encuentro disputado en el Pabellón de Deportes Santiago Martín ante 4.496 espectadores, según datos facilitados por el club.

 

 Foto LIGA ACB

 

Sergio Llull castiga sin premio al bravo Iberostar Tenerife (71-76)

Dos triples suyas en el epílogo echan abajo la reacción de los locales, que tutearon a un campeón venido a menos




La Laguna. 5 de octubre de 2019. Imeldo Bello

El Iberostar Tenerife lo intentó todo ante el poderoso y todo ganador Real Madrid (71-76). Tres jornadas de liga y el triunfo le es esquivo en casa. Esta vez los blancos sufrieron en un pabellón lleno. Un juego táctico y feo, decidido en el epílogo con los pequeños detalles. O sea, dos triples de Sergio Llull, que echaron por tierra todo el trabajo aurinegro para dar la sorpresa.

Partido con lleno hasta la bandera y ganas de hacer una heroicidad por parte del Iberostar Tenerife, en el que reaparecía Kyle Singler, aunque aún sin Pablo Aguilar (muñeca dolorida), mientras que los blancos sin Carroll (baja toda la semana por un  esguince cervical) venían a imponer su estilo y potencial. Idea de competir hasta el final en las filas de Vidorreta en una tercera jornada de la ACB, mejor para ir a la sorpresa contra el potente y archicampeón blanco.

La contienda se abrió con un decorado en el que Fran Guerra se emparejaba con Tavares. Asistía a Atkins para el primer enceste, que replicó el caboverdiano con un mate (2-2).
Un triple de Salin adelantó más a los locales. Shermadini entraría por el bravo Guerra con 8-6 (min. 5). La defensa de Vidorreta provocaba muchos errores de pase a los blancos, imprecisos y poco entonados en ataque. Un triple de Lundberg lleva al primer tiempo muerto de Laso (min. 7).
Un mate de Garuba en contragolpe y un triple de Campazzo espabilan al Madrid (11-18), que gestiona una renta de +7 en este primer cuarto.
Segundos diez minutos con un Iberostar Tenerife que seguía detrás en el marcador con Singler atinado, pero en el ataque estático favorecía al Madrid con Llull de base.
Singler acerca con una entrada fácil (17-21, min. 13).
Partido disputado pero no vistoso con las defensas intensas. Un 21-24 reflejaba la súper igualdad. Santi Yusta sería el que empataría 30 a algo más de dos minutos para el descanso. Pese a los errores, el partido seguía vivo y con incertidumbre: 32-35 a 1.07 para el entreacto. Shermadini ni da su brazo a torcer y un triple de Taylor desmoraliza a los de casa a poco del reposo (34-38). Ultima bola para Lundberg que resulta en baldío.
Una primera parte de juego poco vistoso, mucha defensa y ritmo controlado por el Madrid desde Campazzo.

A dar un cambio

Y vino éste de la mano de Marce Huertas con un mejor ritmo y una triple seguido de una canasta fácil de Shermadini (45-41, min. 24) y tiempo muerto de Laso para sofocar esta bajada de sus pupilos. Un triple de Randolph mete a los merengues en el juego, como no iba a ser de otra forma…Duelo poco vistoso de nuevo y de mucha estrategia, pero poco acierto delante.
Un triple de Campazzo incentiva a sus compañeros  (48-47, min. 27). Un triple de Yusta replica y hace creer en triunfo al CB Canarias (51-47, min. 28).
Vidorreta confiaba la dirección y disciplina táctica de Huertas. Fran Guerra aportaba un tiro libre más (52-47) en la máxima ventaja local de todo el partido al borde del tercer cuarto. Parcial de 2-5 para el Real Madrid, y una canasta de ventaja para el Iberostar Tenerife.

Ultimos diez minutos de órdago a la grande. Los canaristas seguían en el toma y daca, tratando de tú a su potente rival. Suárez se atrevió con un triple a su ex equipo y 61-59 en un convite de hiper equilibrio a más no poder. Vidorreta retorna a Huertas y Yusta al juego. Un mate de Mickey hace daño a los laguneros (63-65), pero con más de seis minutos por jugar. Laso apostaba por su segunda unidad junto a Llull. Un cara o cruz.  Gancho de Shermadini que empata a 65 a cinco minutos para el final.
Esto se iba a resolver en los pequeños detalles. Una asistencia de Huertas a Shermadini sirve de poco con un triple de Taylor (67-68, min. 37).
Tavarez provoca un ‘2+1’ a 2.17 para la sirena, lo que resultaría matador (67-70). Salin recorta a 1.46 (69-70). LOos blancos yerran la siguiente bola, no así Shermadini a aro pasado con asistencia de Singler (71-70 a 1.18 para el milagro) ‘Sí se puede’ … coreaba la parroquia local y un tiempo de Laso puso en aviso a sus jugadores y sus titulares. Más de un cara o cruz este desenlace emocionante. Triple de Llull a 57 segundos (71-73). Huertas se recrea con la bola y falla. De nuevo un triple de Llull decide ya a 22 segundos (71-76) Tiempo muerto de Vidorreta para un último arreón que no pudo ser.

 

Ficha técnica

IBEROSTAR TENERIFE 71: Huertas (6), Salin (5), Díez (4), Atkins (7), Guerra (5) –inicial-, Lundberg (5), Yusta (8), Suárez (3), Gielo (-), Shermadini (20), López (-) y Singler (8).
REAL MADRID 76: Campazzo (8), Rudy Fernández (8), Deck (6), Garuba (2), Tavares (5) –inicial-, Causeur (5), Randolph (3), Laprovitola (-), Reyes (3), Llull (19), Mckey (11) y Taylor (6).
ÁRBITROS: Peruga, Bultó y Lucas.
INCIDENCIAS: Pabellón Insular Santiago Martín. Presenciaron el encuentro 5.211 espectadores.
 

 

Foto LIGA ACB

 


El nuevo Iberostar Tenerife ‘pincha’ en casa ante el Betoret Bilbao (67-81)

Los de Txus Vidorreta evidencian aún falta de conjunción y escaso tiro exterior para sorprender a su rival





La Laguna. 25 de septiembre de 2019. Imeldo Bello


El Iberostar Tenerife cayó en casa ( 67-81) ante el reaparecido en la ACB, Betoret Bilbao, que marcó más timing o dominio del juego y frenó a un cuadro local lejos de conjunción y nuevos ajustes en su re novadísimo plantel. Altibajos, defensa, pero falta de tiro exterior delante, suspensos en los que incurrieron los de Vidorreta en este debut aciago ante el propio público.

Acababa el rodaje y primer partido ante el recién ascendido Betoret Bilbao, club que bien conocían Vidorreta y el debutante Huertas. Los de Mumbrú volvían con mucha hambre de gustar y ganar. Los locales exponían buenas sensaciones de irse conjuntando tras el súper cambio registrado este verano. Aunque con las bajas de Pablo Aguilar más Singler y la duda del combo Alex López se disipó en el calentamiento.

Partida que se apertura con un Iberostar Tenerife que anotaba al minuto y medio con bandeja de Marie Huertas. Salin, Rielo, Díez y Shermadini completaban el primer quinteto.
Los hombres de negro volteaban con triple inaugural y mate de Boutelle (2-5). Falta de tensión defensiva en los locales para encajar un 5-10 al minuto cinco.
Huertas y Shermadini recuperan a los canaristas con un 8-10. Un triple de Liundberg empata a 14 y provoca el primer tiempo de Mumbrú tras encajar un 6-4. Final de este primer cuarto con 14-17 y un Díez que espabilaba en las filas de casa con seis puntos y captura de rebotes.

Segundo cuarto para debutar Santi Yusta en el Iberostar Tenerife con -7 en el marcador (14-21), por lo que retaguardia no andaba tensa, sino imprecisa siendo Brown y Kilboka los que daban jaqueca a los aurinegros.

Rouselle, base bilbaíno, le ganaba el timing a Huertas (9 ountos) en el envite (18-26). Un 8-0 de parcial con dos tiros libres de Huertas y un tiro de campo de Lundberg
 (26-26) meten al Canarias en el partido a poco del descanso. Shermadini voltearía por fin a más de un minuto para el entreacto (28-26). Una entrada de Marcelinho materializaría un parcial de 12-0 a los de negro (30-26) y otro tiempo de Mumbrú.
Concurso final de triples entre Salin y Boutelle para dejar el segundo cuarto con un mínimo 35-34 y pocos puntos en cada canasta.
Reanudación de partido en donde un triple del bilbaíno Sulejmanovic aupa a los hombres de negro (37-39). Con tablas a 41 al minuto 24, debutaría Alex López para rotar a Marce Huertas.
Con todo en el aire y defensa a raudales continuaba esta batalla con Shermadini y Huertas de líderes por parte local, mientras que Boutelle traía de jaqueca a los de casa. Un 6-14 con bloqueo de los de Vidorreta (min. 29) reunió a un corrillo o tiempo muerto tras la debacle de un 47-55.
Diez minutos finales para evitar la primera derrota de la campaña en las huestes del Iberostar Tenerife, que adolecía aún de puesta en conjunción de su renovado plantel, y ausencia de tiro exterior (triples) su gran baza de siempre, que le dio fama y reputación en sus logros.
Gancho de Shermadini para colocar un 58-67 a 5.50 para el final. Tiempo de Mumbrú para frenar las embestidas locales.

No mejoraron las cosas. Fallaba una y otra vez el cuadro local, excesivamente dependiente de la producción Huertas- Shermadini. Castigó la nula aportación de Lundberg, Salin y Yusta el preparador Vidorreta dando entrada a falta de 5:50 minutos al vinculado Alberto Cabrera, y lo cierto es que, poco a poco, Iberostar limaba las diferencias (65-71, 37’), aunque Brown, con un impecable 4/4 en triples, y Bouteille, con su 24º punto, dieron aire de nuevo a los suyos (65-76, 38’), que controlaron el partido sin problemas hasta el final (67-81).

 

Ficha técnica

 

67. Iberostar Tenerife (14+21+12+20): Huertas (21), Salin (6), Diez (8), Gielo (0), Shermadini (23) - cinco inicial-; Lundberg (0), Yusta (2), López (0), Guerra (4), Atkins (3), Cabrera (0) y Suárez (0).

81. Retabet Bilbao (17-17-21-26): Rousselle (5), Bouteille (27), Martínez (8), Kulboka (6), Balvín (6) -inicial- ; Brown (18), Sergio Rodríguez (0), Schreiner (5), Cruz (0) y Lammers (6).

Árbitros: Conde, Araña y Sánchez Benito.

Incidencias: Encuentro disputado en el pabellón Santiago Martín, de Los Majuelos, en La Laguna, ante 6.061 espectadores

 

Foto CB Canarias

Marcelinho Huertas asume el nuevo rumbo del CB Canarias

VIDEO

Santa Cruz. 24 de septiembre de 2019.

Marcelinho Huertas fue presentado este martes, a un día de que comience la Liga Endesa para el Iberostar Tenerife como jugador aurinegro.
El brasileño, uno de los fichajes estrella para esta nueva temporada, quiso “agradecer al club todo lo que hizo para estar en esta presentación”

Con una amplia sonrisa y el saber estar propio de un jugador veterano, Marcelinho Huertas fue presentado en la mañana de este martes ante los medios, en la sede central de Cajasiete de la capital tinerfeña. Acompañado por José Manuel Garrido, director de Relaciones Institucionales y Comunicación de Cajasiete; y por Santiago Cacho, vicepresidente canarista y presidente de la Fundación aurinegra, el base internacional brasileño dejó clara la motivación que le genera su nuevo equipo.

“Estoy muy ilusionado. La pasada semana pudimos disputar dos partidos y las sensaciones fueron buenas para un equipo tan nuevo. Se nota que se vive un buen ambiente y que el equipo va cogiendo poco a poco la filosofía del entrenador”, declaró.

“Vamos a aprender mucho de Txus este año y, sin duda, con la calidad del equipo nuevo que se ha hecho, si somos capaces de entender su filosofía, podemos vivir una temporada especial”, barruntó.

Pese a su reciente llegada a la Isla, el base aurinegro se mostró muy ilusionado por debutar en partido oficial con el Canarias. “Hay ganas de competir. Y más cuando llegas a un sitio nuevo, con objetivos, y ves que hay un equipo con ilusión”, explicó. “He llegado justo antes de empezar”, reconoció, “y estoy intentando adaptarme lo más rápido posible a todo lo que se refiere al equipo. Estoy con ganas de que comience la liga mañana”. “Siento que tengo energía, ganas y gasolina para mucho más”, sentenció.