FOTO FIBA

 

El Iberostar Tenerife se queda subcampeón de la BCL (73-61)
Nunca pudo sobreponerse al alto ritmo de juego en los dos campos junto a las triples del Virtus Bolonia

Los canaristas reaccionan en los minutos finales sin fruto



Amberes. 5 de mayo de 2019.

El Iberostar Tenerife agotó todos sus recursos en la Final a 4 BCL para quedarse como subcampeón, ya que en ningún momento pudo replicar el alto ritmo de acierto (triples) y defensivo del Virtus Bolonia Segafredo (73-61). Los boloñeses fueron mucho rival y bloquearon a un equipo espeso en ataque y que reaccionó tarde para rematar la remontada.
Gran reválida europea para el insuperable Iberostar Tenerife. Los aurinegros querían coronar una nueva copa europea y premio del millón de euros por segunda vez en tres años. Con permiso del campeón italiano, Virtus Bolonia Segafredo, un rival físico y que con muchos recursos, marrullería incluida. Amberes era un gran escenario de esta final inédita de la BCL por todo lo alto. No iba a ser complicado, sino súper complicado.
Esta finalísima arrancó con un Iberostar Tenerife que se encontró con una Virtus intensa en defensa y rabiosa al contragolpe. Coronó un 13-2 a la carrera y con tres triples de Punter.
Los boloñeses mantenían un nivel de acierto alto ante un Iberostar espeso.
Sasha Djordjevic le gana la partida a Vidorreta en este arranque de partido con un 20-8 en el marcador.
El aporte de Beirán e Iverson no era suficiente con el coral Virtus Bolonia. El marcador se mantuvo en este minuto diez. Mucho había que cambiar en las filas aurinegras para intentar la rotura del resultado y que los italianos bajasen el nivel defensivo, al límite del fao. Y el Iberostar no se prodigaba con un triple (0/10) aún con 13 minutos de juego y su rival sí que se había lucido en esta faceta (4/6, Punter).
Máxima ventaja transalpina con 29-12 y triple de M’Baye. No le salía nada a los laguneros en ataque. Y había que cambiar el panorama. El Canarias seguía bailando con la más fea y uno salía de su ostracismo ante un rival cada vez más crecido. Ni se maquillaba el marcador. Lo mejor es que llegara el reposo, para aclarar las ideas por parte de Vidorreta a los suyos.
Primer triple del Iberostar Tenerife (Gilles en 1/15) al minuto 18 y 37-24. Vidorreta, en el tiempo muerto, exigía control del rebote, asignatura con suspenso en la partida. Y nos íbamos al descanso con un claro 38-24, un menos 14 difícil de levantar si no se cambiaba la dinámica.

Reanudación en la que el Iberostar Tenerife debía cambiar mucho. Un parcial favorable de 15-11 no fue resolutivo en un tercer cuarto en el que la Virtus Bolonia seguía con el ‘timing’ del partido.
Un triple de Staiger deja el marcador en -12 para el cuadro boloñés (54-42). Y los treinta minutos culminaron con un 58-44, insuficiente pese a la tímida remontada.
La decoración no cambiaba y se consumían  los minutos con el timing para los boloñeses sin que el Iberostar Tenerife cambiase la fotografía.
La final quedaba ‘dormida’ en beneficio de los de Djordjevic. Hubo una rebaja hasta un 64-57 a más de dos minutos para el final, tras un tiro libre de San Miguel y los de Abromaitis. En ese momento, quedaba eliminado Tomy Taylor, una de las figuras italianas. Les entró la presión a la Virtus y un error arbitral perjudicó al Iberostar. Técnica y eliminación de San Miguel que sube a la Virtus. Un 67-59 y tiempo muerto de Vidorreta a 1.13.
No hubo break al marcador y la Virtus Bolonia consumó la gesta en un partido que supo controlar en todo momento. El Iberostar Tenerife se quedaba como subcampeón.
 

 

FOTO FIBA

 Ficha técnica

 







73: Segafredo Virtus Bolonia (20+18+20+15). Punter (26), Taylor (4), Martin (2), Moreira (4), M’Baye (16) –inicial-, Chalmers (8), Aradori (9), Baldi Rossi (-), Kravic (4),

61. Iberostar Tenerife (8+16+20+17). San Miguel (3), Staiger (3), Brussino (2), Abromaitis (18), Iverson (11) –inicial-, Bassas (5), Niang (2), Saiz (1), White (4), Beirán (9) y Gillet (3).

Árbitros: Rosso (FRA), Kozlovskis (LET) y Poursanidis (GRE). Señalaron técnica al banquillo del Iberostar Tenerife (min38) y eliminaron por faltas a Brussino (min.35), Taylor (min.37) y San Miguel (min.38).

Incidencias: Encuentro final de la Liga de Campeones FIBA disputado en el Pabellón Sportpaleis de Amberes, ante unos dieciocho mil espectadores, de los cuales unos trescientos de ellos seguidores del Iberostar Tenerife.


 

 

FOTO FIBA

El Iberostar Tenerife le ‘corta’ la respiración a Amberes y al Gigants (70-54)
Rompe el maleficio de la BCL y elimina al cuadro de casa con los magistrales Beirán, Iversonb y Brussino



Amberes. 3 de mayo de 2019.

El Iberostar Tenerife inscribió su nombre en la finalísima de la Final a cuatro BCL, al sorprender ak anfitrión Giants Telenet (70-54). El rival en la final (domingo, 17 hora canaria, por Mirame TV y Televisión Canaria) será la Virtus Segafredo de Bolonia, ganador en el otro cruce del Bamberg alemán ( 67-50). El pase a la final se decide desde un 19-6 en el segundo cuarto y la jefatura de Beirán más una defensa dura e intensa para ahogar a los Gigantes de Amberes. Brussino con los triples y el aporte interior de Iverson fueron claves.

Había que hacer muchos méritos para meterse en la final y romper el maleficio de que el organizador de la F4 gala la misma. Lo hicieron en La Laguna los de Vidorreta en 2017 y ‘defendían’ el título.
Arranque aciago de los aurinegros pese al mate inaugural de Brussino, sorpresa en el primer quinteto. El desacierto lagunero condujo a  un 4-9 para los belgas pese a la entrada para abrir la defensa de Staiger.
El contragolpe de Tate y Lee desarbolaron a la defensa del Iberostar Tenerife hasta el extremo de encajar un 4-9, que llegó a un 7-14. Un 5-0 de los hoteleros significó un 12-14 al minuto siete. Al final acabó este primer cuarto con un 12-20 de los que diez puntos de los belgas eran de contragolpe.
Había que reordenar la defensa por parte de Vidorreta. La rebaja se produjo con un parcial de 19-6 para sacar del duelo a los Gigantes del Telenet. Un 16-4 tras un balón rebañado de Niang tras un gancho de Beirán. El todoterreno aurinegro sería el soporte vital de la remontada en este cuarto, para desembocar en un 31-26 al entreacto.
Reanudación con la defensa en igual intensidad y ajustes por parte del Iberostar Tenerife. Un triple de Gilles (11 puntos, en ese momento) puso  un 34-28. Pero Javier Beirán fue el ‘jefe’ y líder de su equipo, con lo que al hacer el 41-31 provocó el tiempo muerto del preparador del Giants.
Y sumando el minuto 30 se acabó con un 47-42 que invitaba a lo mejor.
Ultimo parcial con jugada de cuatro puntos (triple más adicional) de Brussino para poner el 51-42.

Un nuevo triple de Brussino desestabilizó más al cuadro anfitrión por lo que su técnico se fue a un obligado tiempo muerto (55-42) y parcial de 8-0.
Un triple de Beirán rompió más a los gigantes de Amberes (60-49, min. 36). Otra de Brussino para el mortal 67-50 para el Telenet, ya muy presionado y desdibujado a algo más de un minuto para el final. Y no hubo milagro de Lourdes en el Telenet para morder el polvo de la derrota (70-54) y esperar a la Virtus Bolonia Segafredo en la final del domingo.

 

 

FOTO FIBA
 

Ficha técnica
 
70- Iberostar Tenerife (12+19+16+23). San Miguel (4), Richotti (-), Brussino (17), Abromaitis (5), Iverson (5) -inicial-, Bassas (2), Beirán (14), White (3), Staiger (-), Niang (7), Gillet (11) y Saiz (2).

54. Telenet Giants Antwerp (20+6+16+12). Lee (4), Shoepen (3), Kalinoski (13), Sanders (2), Bako (7) -inicial-, Vanwijn (-), Akyazili (1), Donkor (4), Dudziski (7), Moses (-), Tate (13).

Árbitros: Glisic (SER), Poursanidis (GRE) y Zurapovic (BH).

Incidencias: Encuentro disputado en el Pabellón Sportpaleis de Amberes, ante mas de quince mil espectadores, de los cuales unos trescientos de ellos seguidores del conjunto español.

 

Bassas y Abromaitis confían en llegar a la final BCL y hacerse con el premio gordo del millón de euros