Twitter BCL

 

Primer título continental del básket tinerfeño y premio de 500.000 euros para el Iberostar (63-59)

Los pupilos de Vidorreta superan con suficiencia y con el pabellón lleno a un Banvit turco que lo complicó hasta el final

Imbello. La Laguna. 30 de abril 2017

El Iberostar Tenerife escribió una página de oro en su historia con el primer título continental para el baloncesto tinerfeño. Se apuntó la final de la BCL al Kukubú Banvit turco por un apretado 63-59 con un pabellón lleno y dominado siempre, aunque en la recta final de partido se acercaron los otomanos para complicarlo. Para salir la mano resoluta de Grigonis y White en el designio final. El premio gordo de 500.000 euros que otorga la organización al ganador pasa a la tesorería de la entidad tinerfeña.

El conjunto aurinegro, que ha logrado el primer trofeo continental de su trayectoria, se convierte en el tercer equipo español que gana un partido por el título europeo al primer intento. Los otros dos clubes son el Joventut y el Girona

Final histórica para los aurinegros que se lo tomaban muy a pecho ante el potente Basketbol Kulubu Banvit, cuarto de la liga turca, sorpresivo finalista al derrotar al Mónaco. Un pabellón Santiago Martín que iba a ser una olla a presión para los otomanos, rival a tener en cuenta. Txus Vidorreta iba a plantear el partido desde la defensa, como siempre, y buscar balones liberados para sus mejores penetradores o lanzadores. Todo se haría paso por paso para llegar o no a la meta final.

La gran final se aperturó con un Iberostar Tenerife que jugaba a muchos ritmos y el ambiente le podía, además de que el Kulubú Banvit contaba como rival: 3-3 de salida. Dos triples de Grigonis dan aire a los de casa con un 9-5 (min. 6).Otro de White, con las defensas muy duras, coloca un 16-10 al filo del fin de este cuarto. Aunque los turcos con una recuperación ‘in extremis’ rebajarían a un 16-12.
Segundo acto con un triple de Bassas que hace daño a los otomanos para ampliar a un 19-12 en un duelo muy disputado.
Control del rebote y defensa en los canaristas lo que les da más claridad de ideas en el juego. Una opuesta atrás tras robo de Kirksay hunde al Kulubú (23-14, min. 13, y máxima renta local).
El base Theodore mantenía a los turcos en la partida (23-21) com un lanzamiento largo. Tiempo muerto de Vidorreta ante el bajón de sus jugadores. Un triple de San Miguel resurge a los canaristas a 3.15 del descanso (29-26).

Minutos con White de base en las filas canaristas para mantener el tipo y tras las tres faltas de San Miguel y las dos de Bassas. Triple de Theodore y otra de White (34-29) y casi 19 segundos restantes para más antes del reposo. Y canasta 'in extremis' del veterano Kullg, para lo que hubo que consultar al 'instant replay' (34-31).
Toma y daca espectacular tras la reanudación. Un triple de Grigonis impulsa (40-34) y lleva al tiempo muerto del preparador turco. White seguía de base. Polémicas decisiones del arbitraje, pero el Iberostar mantenía el tipo y la ventaja (47-40) al filo de este tercer cuarto.
Petit Niang con un mate da más alas a los de casa (49-40).
Theodore (15 puntos), una pesadilla, burlaría a la defensa canarista para rebajar la renta a tres puntos (49-46)  aunque con permiso de una dejada i’n extremis’ de White (51-46).
Y el cuarto final fue de órdago a la grande cuando el Banvit se acercó con 58-57 en el designio final, pero el Iberostar Tenerife tuvo argumentos suficientes para resolver la papeleta y no ceder la final ante un pabellón lleno, que se lo pedía y que lo llevaría en volandas hacia la gloria.

En esta ocasión, sí fue el Iberostar Tenerife el que inauguró el marcador del último cuarto, gracias a una canasta de Georgios Bogris. Aunque no bajaba la intensidad defensiva, su rival no estaba dispuesto a tirar la toalla y, con dos triples consecutivos, volvía a ponerse a sólo dos puntos de distancia (53-51, m. 32,5).

Tocaba sufrir y mucho. Los minutos corrían a favor del Iberostar Tenerife, pero el trofeo no tenía todavía un dueño claro. Grigonis volvía a dar aire a su equipo (55-51) y Theodore recortaba de nuevo (55-53), aunque la figura del equipo turco falló el tiro que hubiera puesto por delante a su equipo y, tras el error, Marius Grigonis de nuevo anotaba un triple que alentaba todavía más a una afición enfervorizada (58-53, m. 35,5).

Fue en ese momento cuando los nervios parecieron atenazar al equipo amarillo. Tiros precipitados y errores defensivos, permitieron al Banvit volver a recuperar la diferencia y, gracias a una canasta de Kulig, ponerse a solo un punto (58-57, m.38).

Pero a Davin White no se le encogió el brazo. Primero desde la línea de personal y después desde más allá de la línea de 6,75, sumó cinco puntos consecutivos para dejar el marcador en 63-57 a 1:01 para la conclusión.

Con 63-59, tras canasta de Orelik, el Banvit presionaba a toda pista, sin hacer falta personal y obligando al Iberostar Tenerife a apurar su posesión. Doornekamp falló el triple y Abromaitis se hizo con el rebote, pero el balón salió despedido y dio una nueva opción al Banvit, que falló un nuevo tiro, haciéndose Abromaitis con un rebote que sentenciaba.

Primer título continental del baloncesto tinerfeño con esta BCL, que además deja un dividendo de 500.000 euros de premio, a lo que se unen más de 200.000 como bonos por haber alcanzado metas altas en la fase previa y de clasificación. Por tanto, éxito rotundo en todos los frentes.

Ficha Técnica
63. Iberostar Tenerife (16+18+17+12): San Miguel (9), Grigonis (18), Doornekamp (3), Hanley (-), Bogris (2) -inicial-, Richotti (-), Niang (6), Bassas (3), Kirksay (4), Vázquez (4), Abromaitis (-) y White (14).

59. Banvit (12+19+15+13): Theodore (17), Muric (-), Chappell (7), Orelik (13), Vidmar (2) -inicial-, Kulig (13), Gecim (3), Mutlu (-) y Korkmaz (4).

Árbitros: Anastopoulos (GRE), Dozai (CRO) y Cmikiewicz (POL). Señalaron técnica al jugador local Rodrigo san Miguel (min.24).

Incidencias: Final de la Liga de Campeones, disputada en el pabellón Insular Santiago Martín, de La Laguna, en Tenerife, ante unas cinco mil aficionados.

Rodrigo San Miguel: "Es lo más bonito del mundo”
Rodrigo San Miguel se mostró eufórico al final del partido. En declaraciones a Gol Televisión, el base del Iberostar Tenerife reconoció que este título "es un sueño. Hemos peleado durante todo el año y sabíamos que la final iba a ser lo mismo".

"Ellos son un grandísimo equipo, campeón de Copa en Turquía y con uno de los mejores bases de la competición. Nuestra defensa de equipo, que tantos triunfos nos ha dado durante la temporada, se ha vuelto a imponer", añadió.

San Miguel no se sorprendió por la poca anotación de la final. "Han sido pocos puntos pero lo esperábamos. Hemos luchado la final como jabatos, como todo el año. Creo que nos lo merecemos".

Y es que, en palabras del base, "ganar un título y poder hacerlo en casa, delante de nuestra familia y de nuestros amigos, es lo más bonito. Es lo más bonito del mundo".

 

No se llegó al lleno (4.800 personas) pero hubo un gran ambiente. /CBCanarias.net.

 

A la Final Four por la puerta grande ante el Banvit turco tras pasar la laguna del Venezia

 

Los de Vidorreta se rehacen a un comienzo aciago para dar un arreón a partido desde el segundo cuarto y tumbar al segundo mejor equipo italiano del momento (67-58)

 

La Laguna. 28 de abril 2017

 

El Iberostar Tenerife continúa agrandando su historia con una actuación memorable ante el Umana Reyer Venezia (67-58) y disputará el título de la Basketball Champions League frente al Banvit turco, conjunto que superó al AS Mónaco por 83-74, el próximo domingo a las 19.15 horas.

Los aurinegros, ante un Santiago Martín entregado desde el minuto 1, afrontaron una primera mitad igualada pero poco a poco, gracias a su acierto ofensivo, fue poniendo distancias ante un equipo italiano que nunca arrojó la toalla.

E l equipo tinerfeño jugó como lo viene haciendo, trabajando muy bien en defensa y aprovechando en ataque la más mínima oportunidad para intentar anotar.

Mención especial para el ala-pívot Tim Abromaitis, determinante en lo que sería el inicio del despegue en el marcador, y Aaron Doornekamp, muy acertado también.

Tras un primer cuarto dominado por los italianos (13-18), a partir del segundo el Iberostar Tenerife empezó a hacerse con el juego. Un triple de Abromaitis puso el 21-21 (min.12) y el mismo jugador dio a su equipo la primera ventaja en el marcador un minuto más tarde (23-21).

El Venezia, que empezó bien el choque, se atascó en ataque, sobre todo porque Ejim no lograba entrar en juego y Ortner era muy bien sujetado por los aurinegros.

Su técnico, Walter de Raffaelle, intentó cortar esta buena racha local a base de cambios defensivos, primero con individual, luego con una zona impar, pero poco éxito le dio.

Pero si el partido se mantenía con un marcador muy igualado, salió Aaron Doornekamp para cambiar la dinámica, no en vano dos triples suyos casi consecutivos supuso las primeras ventajas importantes (36-32) y un minuto más tarde el cuadro lagunero Tenerife alcanzaría la máxima hasta el momento (40-34).

El inicio del tercer cuarto era clave, pero el equipo de Vidorreta supo aguantar bien la presión italiana, logró un parcial de 10-0 y 50-34 en el marcador, y ya el cuadro español tenía controlado el partido, pero siempre con el respeto normal de un choque de este tipo.

Lo cierto es que el equipo insular jugó con cabeza y buscó el error visitante, porque llegar con ventaja al término del tercer cuarto era vital y lo consiguió (56-42).

El último cuarto fue un querer y no poder de los italianos ante un Iberostar Tenerife que, aunque cometió errores importantes en ataque, lo supo solucionar con su buena defensa para ganar al final el choque.

Ficha Técnica

67. Iberostar Tenerife (16+24+16+11): San Miguel (7), Richotti (3), Doornekamp (11), Hanley (-), Bogris (10) -inicial-, Bassas (2), Kirksay (3), Grigonis (4), Vázquez (4), Abromaitis (19) y White (4).

58. Umana Reyer Venezia (21+13+8+16): McGee (6), Bramos (7), Haynes (13), Peric (11), Ortner (4) -inicial-, Hagins (-), Ejim (3), Tonut (2), Filloy (4), Ress (6) y Viggiano (2).

Árbitros: Anastopoulos (GRE), Glisic ((SRB) y Zurapovic (BIH).

Incidencias: Encuentro de la segunda semifinal de la Liga de Campeones disputado en el pabellón Insular Santiago Martín, ante unos 4.800 espectadores.