FOTO FIBA

 FOTO FIBA

 

Otra Copa Intercontinental para el Iberostar Tenerife (72-80)
Los aurinegros se toman la revancha de la BCL-Amberes 2019 controlan a la Virtus para imponer su juego y ambiente

La Laguna. 9 de febrero de 2020. Imeldo Bello

El Iberostar Tenerife sumó su segunda Copa Intercontinental de su historia al batir en la final al Virtus de Bolonia (72-80). Partido controlado en gran medida por los canaristas que redimieron la final BCL-Amberes 2019 y esta vez se tomaron la vendetta. La Virtus Bolonia luchó hasta el final pero capituló su rendición ante un rival comandado por Huertas, Shermadini y Salin.

Lo negativo de esta copa es que la FIBA no haya logrado llenar el pabellón Santiago Martín con sus precios elevados...Tres mil personas en la jornada final y 2.500 en la de cruces en un palacio de 5.100 localidades.

El tercer puesto del torneo se lo adjudicó el San Lorenzo de Almagro argentino, más motivado para superar a los Rio Grande Vipers americanos por 96-90.

Revancha de la última final BCL de Amberes-2019, entre el Iberostar Tenerife y la Virtus Bolonia. Vidorreta se escudaba en dar como favoritos a los transalpinos. No había enseñado muchas de sus cartas tácticas ante el Vipers americano en el corte previo. Y hoy sí iba a alinear al poste griego Bogris, reservado. Teodosic, base serbio de la Virtus, también era de la partida.
El centro heleno saldría de entrada en lugar de Shermadini en un ambiente espectacular en las gradas.
Desangelado el Iberostar Tenerife, que encaja un 0-7 de salida en tres minutos, tras triple de Ricci. Hasta que Sasa Salin inaugura el casillero local.  Vidorreta metería en liza a Shermadini y Konate. Muchos errores e imprecisiones y 4-7 en el marcador.  Shermadini penalizaba dentro a los boloñeses y anotaba tiros libres (9-11, min. 8). Y el georgiano remonta con un ‘dos más uno’: 11-14 (min. 9). Djordjevic mete en pista a Teodosic ante el desconcierto de los suyos. Konate sería su perseguidor defensivo.
Una bandeja sobre el límite de Lundberg supondría un 11-16 para acabar este primer parcial y un 2-5 de los locales.
Vuelta al juego con Shermadini demoledor (13-18) con tiempo muerto del Bolonia. Con Lundberg de ese la circulación iba mejor y el marcador: 17-27 (min. 15) con la máxima renta para los de La Laguna, tras un triple de Salin. Tiempo muerto de Djordjevic ante el desaguisado italiano…
Otro triple, ahora de Huertas, supuso un 21-33 en el marcador a 3.25 para el descanso. Shermadini descansaba con sus once puntos.
Un triple sobre la bocina de White más dos tiros libres de Konate hicieron pupa a la defensa italiana (27-40, min. 18), máxima renta local a poco de acabar este primer período.
Markovic culminaría un parcial de 5-0 para los suyos. Tiempo muerto de Vidorreta a ocho segundos para el reposo y con la última bola en manos de sus jugadores. Y culminaría en una bandeja fácil de Shermadini a un segundo para la sirena: 32-42, un más diez para los laguneros, que había que administrar convenientemente.
Muy briosa reanudación del choque por los dos lados, más en la Virtus, pero penalizada con dos triples de Marcelinho Huertas (35-48, min. 22). Salin engatilló un triple y White un robo y contragolpe para poner un 42-57 (min. 25), que obligó a la Virtus a conversar con Djordjevic en un nuevo tiempo muerto.
Un bloqueo movido de Shermadini sobre Teodosic suma la tercera falta para el georgiano. Vidorreta lo reemplaza por Bogris (52-63, min. 28).
Una última bola de la Virtus muy bien defendida por el Iberostar Tenerife, que logra adminsditrar un más 13 de cara a los últimos diez minutos (54-67).
Huertas descansó por Lundberg, que no perdona al rival con una bandeja (59-69 a casi siete minutos para el desenlace.

Ficha técnica

 

72 VIRTUS BOLONIA (11+21+22+18) Teodosic (15), Ricci (12), Markovic (11), Weems (2), Gamble (12) –inicial-, Marble (11), Pajola (-), Baldi Rossi (3), Delia (2), Cournooh (-) y Hunter (4).
80 IBEROSTAR TENERIFE (16+26+25+13) Huertas (23), Salin (12), Yusta (3), White (10), Bogris (-) -inicial-, Shermadini (18), Lundberg (8), Guerra (-), Konate (6) y Suárez (-).
ÁRBITROS Vázquez (PUR), Gisic (SRB) y Kallio (CAN). Eliminaron por faltas a Ricci (40’).
INCIDENCIAS Santiago Martín, ante unos tres mil aficionados. En el palco de autoridades Horacio Moratore, presidente de la FIBA; Manuel Gómez, vicepresidente de la Federación Española de Baloncesto; Enrique Arriaga, vicepresidente del cabildo Insular de Tenerife; y Yeray Rodríguez, alcalde del Ayuntamiento de La Laguna. Marcelinho Huertas fue elegido MVP de la final.

 

FOTO FIBA


Un triple de Ricci complica este finiquito de final: 64-69 a 5.06 minutos. Los transalpinos endurecieron  los marcajes en esta batalla definitiva. Un triple de Marble acerca (67-70 a 3.56). Shermadini no perdona dentro (67-72).
Un triple de Marce Huertas fue determinante a 2.50 para el final con el margen en más nueve con el 67-76. Tiempo muerto de Djordjevic a la desesperada en busca de soluciones para paliar la derrota.
Impresionante puesta en escena de los locales en este momento cumbre. Error triple boloñés. Luego rectificado por Markovic (70-76, a 1.22). Pelota en el fondo para el Canarias y vuelta de Shermadini. Opción fallida y un minuto más con pelota para los italianos. Error triple boloñés y posterior personal de Ricci (eliminado) sobre Huertas. Bogris releva a Shermdaini. Dos tiros libres de Huertas para la guinda (70-78) a 40 segundos. Tiempo muerto de Djordjevic para buscar una remontada imposible.
Gamble  anota 1/2 de tiros libres a 34 segundos (71-78) pero el título se quedaría en casa. Los últimos doce segundos no se jugaron. El local White congeló la pelota y los transalpinos dieron la mano a los campeones, firmando su capitulación deportiva (72-80).

 

 

 FOTO FIBA

Paciencia, defensa y mal arbitraje para ir a la Final Intercontinental (110-89)
El Iberostar Tenerife cumple en su ambiente para eliminar a un ofensivo Vipers, que se desmoronó en el cuarto final con el orden y las triples locales


La Laguna. 7 de febrero de 2020. Imeldo Bello

El Iberostar Tenerife jugará la final de la Copa Intercontinental, por segunda vez en su historia, tras eliminar a los frisos Vipers americanos (110-89), partido de paciencia en defensa y recital en ataque, salpicado con un mal arbitraje FIBA y técnicas por protestas. Las triples finales de los locales fueron letales, junto al gran partido de Fran Guerra.
En el primer partido, el Segafredo Bolonia dio buena cuenta del San Lorenzo de Almagro argentino por 75-57, siendo el cuadro boloñés el primer finalista de la IC. Esto se escenificará el domingo a partir de las 19 horas, en el pabellón Santiago Martín.
Arranque de la Copa Intercontinental ante un rival desconocido y inédito en la trayectoria de los de Vidorreta (no incluiría en acta a Bogris). Los Rio Grande Valley Vipers, unos americanos temibles con su tres títulos de la liga de desarrollo de la NBA y súper anotadores con una media de más 100 puntos por partido.Traían diez jugadores y bajas de dos de sus mejores (Howard y Frazier, jugando en la NBA con Houston Rockets, junto a la duda de McDowell-White, con molestias).
Jugando en casa había que respetarlos y explotar el factor local. Los aurinegros, con dos derrotas consecutivas en partidos oficiales en apenas 48 horas querían cambiar la dinámica de todas todas…
El segundo cruce de esta Copa Intercontinental comenzó con un cuadro tejano que marcaba un 0-4, lo que se enjugó entre Shermadini con dos tiros libres y dos triples de Salin a un 8-6 (min. 3).
Los tejanos se recreaban delante y no defendían un pimiento…Con un triple de Sampson y una entrada fácil los Vipers se lanzaron a una máxima renta de 12-20, provocando el primer tiempo muerto de Vidorreta (min. 7).
El pivot local Fran Guerra gozaba de minutos y hacía sus pinitos para empatar a 24 (min. 9). Luego, al borde del fin del primer cuarto, Yusta pondría por delante a los aurinegros por primera vez en todo el choque (26-24).
A partir de ahora, la igualdad presidiría con dos equipos que poco se conocían. Un triple de Lundberg subía enteros a los locales con un 43-43, aunque Taylor le replicaba (43-43, min. 16). Otro triple del mismo pondría un 48-45 en el marcador al filo del descanso.
Presión en toda la pista de los laguneros que se irían con un exiguo 51-48 al entreacto.
Una segunda parte presidida por las protestas hacia el trío arbitral, Y dos técnicas a los de casa: Shermadini y Vidorreta, pero que no influyeron en el marcador. Seguía igualado hasta un 66-62 (min. 27). Guerra lucía junto a la segunda unidad aurinegra ante los atléticos jugadores del Vipers.
Giello, con asistencia de Guerra, pondría un 68-62 a 1.20 para el tercer cuarto.
Triple de Brown contrarrestada con una bandeja de Guerra y 70-65 a doce segundos para el final de este parcial.
Un arreón lagunero significó el 78-72 (min. 32) y tiempo muerto del preparador americano Abdelfatah. Y con Yusta y Shermadini de bastiones, el Vipers fue cediendo en ataque. A 4.39 perdía por 83-77 y su técnico lo intenta todo con a pizarra de nuevo.
Yusta tras personal de Martín y luego técnica a Thornwell anota cuatro puntos (86-77).
Y aquí el corte para la final se abría para el Iberostar Tenerife, perseverante en defensa y paciente ante un mal arbitraje. Estocada final. Un triple de Huertas fue definitivo a 2.40 para el final (91-82) junto a un robo y entrada de Lundberg. Otro triple de Yusta fue letal a 2.19 para el final. La lucha por la IC no se podía escapar. Mate de Lundberg que se recrea en un final sin presión y sin defensa del Vipers. Hasta el cookie Cabrera anotaba el 104-88 a poco del desenlace y el triple final (110-89). Y para mas inri, trifulca entre el local Konate y un jugador del Vipers, con separación de los protagonistas y nada más.
 

Ficha técnica

110 IBEROSTAR TENERIFE (26+25+19+40): Huertas (7), Salin (6), Konate (2), White (11), Shermadini (15) –inicial-, López (-), Guerra (13), Cabrera (5), Lundberg (18), Gielo (2) y Yusta (31).

89 RÍO GRANDE VALLE VIPERS: (24+24+20+21).Taylor (13), Roch Jr (13), Occeus (5), Sampson (12), Martin (13) –inicial-, Thornwell (8), Brown (15), Boykins (3) y Maker (7).

ÁRBITROS: Gisic (SRB), Bermúdez (MEX) y Poursanidis (GRE). Señalaron técnica a Shermadini (min.24), al delegado del Iberostar Tenerife, Dani Macía (min.26) y al jugador del Ríos Grande Thornwell (min.36).

INCIDENCIAS: Segunda semifinal de la Copa Intercontinental, disputado en el pabellón de Deportes Santiago Martín, ante unas dos mil quinientas personas. En el palco, entre otros, el presidente de la FIBA, Horacio Moratore.


 

 Foto FIBA

Una más: la Copa Intercontinental 2019 se queda en La Laguna (76-71)
Tobey (MVP) y White aúpan al Iberostar para apuntarse otro título internacional contra un Guaros que agobia hasta el final

Imeldo Bello. La Laguna. 24 de septiembre de 2017.

El Iberostar Tenerife sumó su primera Copa Intercontinental de su larga historia con un triunfo lucido ante los Guaros de Lara (76-71) batiendo al combativo Guaros de Lara, que lo complicó hasta el final. Tobey (MVP de la final) y White fueron los bastiones canaristas para este título.

El equipo venezolano que prepara el argentino Guillermo Vecchio dispuso de una plantilla algo potente, liderada por el base Nate Robinson (mejor pagado del basket de aquel país y tres veces campeón de mates en la NBA, pero con un buen grupo de "ayudantes" como Zach Graham y Gregory Echenique, entre otros. Robinson, sin hacer la pretemporada con los Guaros, se incorporó el día 21 antes de venir a Tenerife (por temas personales y rodar una película). Siendo base, se notaría su problema de adaptación a los nuevos esquemas tácticos, ventaja que aprovecharía, pizarra en mano, el preparador serbio Nenad Markovic.
El partido arrancó con un escenario increíble en las gradas que imbuyó de intensidad a los aurinegros. Aunque los criollos con Echenique de líder iba por delante con un 2-6.
Quinteto de Martkovic con Tobey de cinco, San Miguel en la dirección, Richotti en el escolta, Abromaitis de cuatro y Ponitka en el alero. Robinson salía desde el arranque en la formación de Guaros.
Y los canaristas se bloquearían en la primera canasta de Ponitka para un desolador 2-12 a los seis minutos de juego. La presión le jugaba una mala pasada.

Robinson participaba con tres puntos en este escenario de juego.
Markovic cambiaba a Richotti por White para hacer un primer break.
Un triple de Little rompe al Iberostar Tenerife (4-15).

Tobey abrió el campo con un primer triple y aire a sus colores, que rebajaban a un 11-17 a 2.05 del final de este primer cuarto.

Siete puntos de Tobey apretarían el margen para un 14-17 al borde del minuto diez de partido. Tres puntos abajo para los aurinegros, objetivo que superar en el siguiente parcial.
Y tomaba las riendas del Iberostar Tenerife, Bassas para poner orden y concierto. Un empate a 19 lo corroboraba, siendo Tobey y White los ‘microondas’ de seta reacción lagunera. Aunque Little y Echenique hacían daño con sus acciones para seguir con el partido para los Guaros.
Choque de pocas habilidades ofensivas, y con los visitantes más centrados y creando presión a los organizadores. El 23-27 que presidía el marcador no era irreal.
Los criollos resultaban combativos en defensa y delante hacían estragos de la mano de Little y Echenique. Un mate de Niang mete en el partido a los suyos al filo del reposo y 30-33. Comn 30-36 hubo técnica al preparador visitante Vecchio, lo que no aprovecharía el Iberostar. Un triple de Richotti y otro de San Miguel volverían a empatar a 36, y tiempo para un triple ‘in extremis’ de Robinson para deshacerlo (36-39) y toda la segunda parte por delante para ganar esta Copa Intercontinental.
El Iberostar Tenerife retomaría el partido con buenas sensaciones. Tras un fly bien ejecutado empataría a 48 en el minuto 25. Y luego presidiría más igualdad. Los Guaros eran un hueso duro de roer.
Un 56-55 daba más dudas en el ambiente al minuto 30 y diez más para llevarse la Copa Intercontinental.
Echenique y Tobey se mostraban como los más calientes del partido para decidirlo a partir de ahora… o no.

Parcial de 6-2 que le da otra pinta al bando de Markovic, que va decididamente por esta copa.

Un 62-57 puso orden y ambición en el Iberostar Tenerife. Los venezolanos se vinieron un tanto abajo. Tobey era letal en la zona pintada (66-61) en esta cuenta atrás.
Triple providencial de Richotti (69-64) con 2.5 minutos para el final. Dos tiros libres más del escolta local pondrían seis puntos de lejanía con los Guaros (71-65).
Little hacía estragos, no tanto Robinson en este equipo.
Este último fallaría dos tiros libres a 2.22. Tobey (21 puntos) anotaría in extremis el 73-65 a 1.45. Más emoción y la copa que se iba quedando en La Laguna.

Agobios y sufrimiento para una gran recompensa grata. Tiros libres 1/2 de San Miguel para avalar la gesta: 74-67 en el minuto final. Los Guaros claudicaban.
Robinson anotarái un triple final (74-70) a 17 segundos para el desenlace. Tiempo muerto de Markovic.
Tiros libres 2/2 de White para asegurar (76-70). Otro tiro libre del visitante Colmenares. Y final con la Copa que se queda en casa (76-71).

Delirio entre los aficionados que repletaban el pabellón Santiago Martín en otra jornada histórica.
 

Los canaristas, en el podio con la Copa Intercontinental.

Ficha técnica

 

76. Iberostar Tenerife (14+22+20+20): San Miguel (4), Richotti (11), Ponitka (8), Abromaitis (6), Tobey (21) -inicial-, Bassas (-), Vázquez (4), Niang (2), White (14), Allen (4) y Beirán (2).

71. Guaros de Lara (17+22+16+16): Robinson (10), Little (23), Colmenares (10), Echenique (11), Vargas (6) -inicial-, Bethelmy (3), Guillent (2), Graham (3) y Upshaw (3).

Árbitros: Maranho (BRA), Mazzoni (ITA) y Bermídez (MEX). Señalaron técnica al entrenador del Guaros de Lara, Guillermo Vecchio (min.19).

Incidencias: Partido correspondiente a la Copa Intercontinental, disputado en el pabellón Insular Santiago Martín, ante unos cinco mil aficionados. Mike Tobey, del Iberostar Tenerife, fue elegido MVP del partido. Al palco asistieron el presidente del Consejo Superior de Deportes, Jose Ramón Lete; el de la FIBA, Horacio Muratore; el de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa, y el del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo; ademas del consejero del Cabildo Insular, Aurelio Abreu, y el presidente de la Federación Canaria, Manolo Gómez.