Foto FIBA

Una más: la Copa Intercontinental se queda en La Laguna (76-71)
Tobey (MVP) y White aúpan al Iberostar para apuntarse otro título internacional contra un Guaros que agobia hasta el final

Imeldo Bello. La Laguna. 24 de septiembre de 2017.

El Iberostar Tenerife sumó su primera Copa Intercontinental de su larga historia con un triunfo lucido ante los Guaros de Lara (76-71) batiendo al combativo Guaros de Lara, que lo complicó hasta el final. Tobey (MVP de la final) y White fueron los bastiones canaristas para este título.

El equipo venezolano que prepara el argentino Guillermo Vecchio dispuso de una plantilla algo potente, liderada por el base Nate Robinson (mejor pagado del basket de aquel país y tres veces campeón de mates en la NBA, pero con un buen grupo de "ayudantes" como Zach Graham y Gregory Echenique, entre otros. Robinson, sin hacer la pretemporada con los Guaros, se incorporó el día 21 antes de venir a Tenerife (por temas personales y rodar una película). Siendo base, se notaría su problema de adaptación a los nuevos esquemas tácticos, ventaja que aprovecharía, pizarra en mano, el preparador serbio Nenad Markovic.
El partido arrancó con un escenario increíble en las gradas que imbuyó de intensidad a los aurinegros. Aunque los criollos con Echenique de líder iba por delante con un 2-6.
Quinteto de Martkovic con Tobey de cinco, San Miguel en la dirección, Richotti en el escolta, Abromaitis de cuatro y Ponitka en el alero. Robinson salía desde el arranque en la formación de Guaros.
Y los canaristas se bloquearían en la primera canasta de Ponitka para un desolador 2-12 a los seis minutos de juego. La presión le jugaba una mala pasada.

Robinson participaba con tres puntos en este escenario de juego.
Markovic cambiaba a Richotti por White para hacer un primer break.
Un triple de Little rompe al Iberostar Tenerife (4-15).

Tobey abrió el campo con un primer triple y aire a sus colores, que rebajaban a un 11-17 a 2.05 del final de este primer cuarto.

Siete puntos de Tobey apretarían el margen para un 14-17 al borde del minuto diez de partido. Tres puntos abajo para los aurinegros, objetivo que superar en el siguiente parcial.
Y tomaba las riendas del Iberostar Tenerife, Bassas para poner orden y concierto. Un empate a 19 lo corroboraba, siendo Tobey y White los ‘microondas’ de seta reacción lagunera. Aunque Little y Echenique hacían daño con sus acciones para seguir con el partido para los Guaros.
Choque de pocas habilidades ofensivas, y con los visitantes más centrados y creando presión a los organizadores. El 23-27 que presidía el marcador no era irreal.
Los criollos resultaban combativos en defensa y delante hacían estragos de la mano de Little y Echenique. Un mate de Niang mete en el partido a los suyos al filo del reposo y 30-33. Comn 30-36 hubo técnica al preparador visitante Vecchio, lo que no aprovecharía el Iberostar. Un triple de Richotti y otro de San Miguel volverían a empatar a 36, y tiempo para un triple ‘in extremis’ de Robinson para deshacerlo (36-39) y toda la segunda parte por delante para ganar esta Copa Intercontinental.
El Iberostar Tenerife retomaría el partido con buenas sensaciones. Tras un fly bien ejecutado empataría a 48 en el minuto 25. Y luego presidiría más igualdad. Los Guaros eran un hueso duro de roer.
Un 56-55 daba más dudas en el ambiente al minuto 30 y diez más para llevarse la Copa Intercontinental.
Echenique y Tobey se mostraban como los más calientes del partido para decidirlo a partir de ahora… o no.

Parcial de 6-2 que le da otra pinta al bando de Markovic, que va decididamente por esta copa.

Un 62-57 puso orden y ambición en el Iberostar Tenerife. Los venezolanos se vinieron un tanto abajo. Tobey era letal en la zona pintada (66-61) en esta cuenta atrás.
Triple providencial de Richotti (69-64) con 2.5 minutos para el final. Dos tiros libres más del escolta local pondrían seis puntos de lejanía con los Guaros (71-65).
Little hacía estragos, no tanto Robinson en este equipo.
Este último fallaría dos tiros libres a 2.22. Tobey (21 puntos) anotaría in extremis el 73-65 a 1.45. Más emoción y la copa que se iba quedando en La Laguna.

Agobios y sufrimiento para una gran recompensa grata. Tiros libres 1/2 de San Miguel para avalar la gesta: 74-67 en el minuto final. Los Guaros claudicaban.
Robinson anotarái un triple final (74-70) a 17 segundos para el desenlace. Tiempo muerto de Markovic.
Tiros libres 2/2 de White para asegurar (76-70). Otro tiro libre del visitante Colmenares. Y final con la Copa que se queda en casa (76-71).

Delirio entre los aficionados que repletaban el pabellón Santiago Martín en otra jornada histórica.
 

Los canaristas, en el podio con la Copa Intercontinental.

Ficha técnica

 

76. Iberostar Tenerife (14+22+20+20): San Miguel (4), Richotti (11), Ponitka (8), Abromaitis (6), Tobey (21) -inicial-, Bassas (-), Vázquez (4), Niang (2), White (14), Allen (4) y Beirán (2).

71. Guaros de Lara (17+22+16+16): Robinson (10), Little (23), Colmenares (10), Echenique (11), Vargas (6) -inicial-, Bethelmy (3), Guillent (2), Graham (3) y Upshaw (3).

Árbitros: Maranho (BRA), Mazzoni (ITA) y Bermídez (MEX). Señalaron técnica al entrenador del Guaros de Lara, Guillermo Vecchio (min.19).

Incidencias: Partido correspondiente a la Copa Intercontinental, disputado en el pabellón Insular Santiago Martín, ante unos cinco mil aficionados. Mike Tobey, del Iberostar Tenerife, fue elegido MVP del partido. Al palco asistieron el presidente del Consejo Superior de Deportes, Jose Ramón Lete; el de la FIBA, Horacio Muratore; el de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa, y el del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo; ademas del consejero del Cabildo Insular, Aurelio Abreu, y el presidente de la Federación Canaria, Manolo Gómez.















 

 


Morabanc Andorrra